Desarrollando un nuevo trabajo didáctico en la Escuela Sant Zanj Makenson

Haití
El proyecto “Escuela para grandes y chicos” en la escuela Sant Zanj Makenson (Ángel Makenson) ya cuenta con importantes resultados! Un logro conseguido tras tres años de labor conjunta entre América Solidaria  y los docentes.

A diario el trabajo es más estrecho y el juego, la lectura y la escritura son protagonistas. Así fue el día a día de Alejandra Duarte, profesional voluntaria que en su última mesa técnica (instancia donde se presentan resultados y avances de los proyectos) mostró los cambios significativos conseguidos en las prácticas pedagógicas durante su año de voluntariado en Haití. Un año que compartió de la mano de Andrea Fuenzalida, su dupla de trabajo en el proyecto “Escuela para grandes y chicos” y quien concluyó su misión en septiembre pasado.

 

Alejandra llegó en octubre de 2016 a la escuela Sant Zanj Makenson (Ángel Makenson), establecimiento dirigido por la Congregación brasileña italiana Misión Belén. Su trabajo, desarrollado junto a Andrea Fuenzalida, tenía por objetivos fortalecer la gestión educativa en la escuela y apoyar el proceso de aprendizaje de niños y niñas. La dinámica utilizada fue la de observación, acción y participación, logrando que durante el periodo 2016-2017, los/as profesores/as, codocentes y coordinadores de educación inicial y fundamental (primaria) fueran partícipes de nueve sesiones de formación que incluyeron el juego, el dibujo, la lectura y la escritura como medio para lograr otros aprendizajes en los estudiantes.

Andrea Fuenzalida junto a estudiantes de Sant Zanj Makenson

Al mismo tiempo, Alejandra apoyó la labor educativa dentro del aula acompañando la aplicación de estas nuevas estrategias y metodologías de aprendizaje. Fue así que se realizaron cuarenta y un talleres en cursos de preescolar y fundamental (primaria), con el objetivo de guiar a los docentes durante el proceso de implementación.


Alejandra junto a docentes en taller de creación de material didáctico

Stevelson Edouard, jefe del proyecto, se mostró muy contento y satisfecho con los resultados obtenidos hasta la fecha: “Durante los tres años de ejecución de este proyecto hay muchos avances en términos de acompañamiento a los docentes para facilitar la creación y la apropiación de nuevas metodologías y estrategias de aprendizajes. Según la sesión de evaluación del trabajo en aula de los docentes realizada en septiembre de 2017, 71% de los/as profesores/as reconoce y aplica en su trabajo diario la propuesta pedagógica institucional. Quiere decir que los maestros tienen nuevos métodos y estrategias de aprendizaje a su disposición que van a beneficiar a los estudiantes y que no sólo consisten  en la utilización de actividad lúdica y el arte en el proceso de aprendizaje, sino también en la manera de planificar de los docentes.”

Hoy, después de tres años de un trabajo conjunto entre la comunidad escolar y América Solidaria, los niños y niñas de la escuela son uno de los más beneficiados gracias a la integración de la lectura y escritura en las prácticas pedagógicas. Y lo hacen a través de diversas actividades: feria del libro, sesión de lectura y la realización del libro “Vwa Timoun Yo” (“La voz de los niños/as”), un libro que reúne diferentes historias escritas y contadas por los estudiantes de la escuela.

Feria del libro

En este mes, el proyecto inicia una nueva etapa para el periodo 2017-2018 que será desarrollada por las voluntarias Camila Duarte y Amaris Hermida quienes darán continuidad a la labor realizada por Alejandra Duarte, Andrea Fuenzalida, Roxana Valenzuela y Marcia Rodríguez. Entre esas actividades encontramos la organización de la biblioteca del establecimiento, la programación de sesiones de lectura en la biblioteca y el seguimiento de la participación de los estudiantes en la realización del periódico escolar.

Las nuevas voluntarias Amaris Hermida y Camila Duarte junto a Alejandra

Antes los buenos resultados obtenidos, Alejandra, quien ya regresa a su natal Colombia, se emociona y dice: “Es un sentimiento de inmenso agradecimiento por ser parte de un proyecto pensado para y por los niños y niñas. Conocí otro tipo de amor, único y genuino”.

Johanne Elima Chachoute y Valeria Castillo
América Solidaria Haití

Este proyecto ha sido financiado con el apoyo del Fondo Chile, una iniciativa conjunta del Gobierno de Chile —a través de la Agencia de Cooperación Internacional de Chile (AGCI)— y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Para mayor información, visite www.fondochile.cl