FINALIZAMOS EXITOSAMENTE 15 AÑOS DE COLABORACIÓN JUNTO A CLÍNICA SAINT-ESPRIT

Haití
Luego de desarrollar proyectos de salud por más de una década, América Solidaria y la Clínica Saint-Esprit finalizan su alianza de trabajo tras un exitoso traspaso a la comunidad haitiana.

América Solidaria Haití vive uno de los momentos más significativos en su historia! Luego de 15 años de trabajo en el país del caribe finalizamos nuestra alianza de colaboración junto a la Clínica Saint-Esprit ubicada en Croix-des-Bouquets, Puerto Príncipe. Sin duda es uno de los hitos más importantes de la fundación ya que fue allí donde se dio inicio a los primeros proyectos para la superación de la pobreza infantil en el continente en el año 2002. En el evento de cierre celebramos acompañados de Ricardo Agustin, representante del directorio, el director de la Clínica Saint-Esprit, doctor Romel Dorsaint, la hermana Gloria, profesionales voluntarios y equipo ejecutivo de América Solidaria Haití y amigos de la fundación.


El evento estuvo marcado por el reconocimiento a la labor realizada en conjunto y que hoy finaliza gracias a que actualmente la Clínica Saint-Esprit es administrada y atendida por personal haitiano. Es el cierre de una historia que se inició con un primer viaje que reveló la urgencia sanitaria de la zona de Croix-des-Bouquets en el año 2000 y que luego se concretaría con la llegada de los primeros voluntarios profesionales del área de medicina general. Años más tarde, y ante nuevas necesidades, se sumarían profesionales de odontología, maternidad, kinesiología y terapia ocupacional (o fisioterapia) formando una red de 86 voluntarios que lograron entregar atención médica a más de 10 mil personas.


Es un momento histórico que emociona especialmente a Benito Baranda, presidente ejecutivo de América Solidaria Internacional, quien es testigo de todos estos años de trabajo: “Se cierra el trabajo de América Solidaria, pero sigue presente la solidaridad. En estos años la clínica fue un proyecto simbólico, allí partió América Solidaria sin siquiera pensar en este nombre. Hemos logrado llegar a un momento en que nos sentimos con un pequeño orgullo interior ya que hoy día las personas de Haití administran la clínica. Es el símbolo que queremos para toda América. Las comunidades pueden superar la pobreza, podemos colaborar con que las comunidades tomen el control de su destino, de su vida y transformen su realidad”.


En el mismo tono, doctor Romel Dorsaint dijo “Es un momento feliz y al mismo tiempo triste. América Solidaria nos apoyó cada año. Es una clínica que ha crecido con su apoyo y hemos compartido visiones de cómo podemos avanzar. Hoy los empleados son haitanos. Antes 100% de los empleados eran extranjeros. Trabajamos mano a mano y América Solidaria nos permitió hacer un buen trabajo”. Por su parte, Diego Vela, director ejecutivo de América Solidaria Haití, expresó estar “agradecido y contento de lo que han sido estos 15 años de trabajo en conjunto. Comenzamos con una clínica que abría solo 15 días al año y hoy nos vamos viendo una clínica que atiende todo el año a miles de personas entregando una mayor salud a las personas de Croix-des-Bouquets”.


La actividad de cierre fue además un momento de encuentro para todos quienes son parte de esta enorme de red de solidaridad en el continente y en Haití que busca trabajar por la superación de la pobreza infantil.