El foro de la primera infancia en Haití, entre evaluación y propuestas

El jueves 19 de julio, la Biblioteca Nacional de Haití fue el lugar de encuentro de más de 150 profesionales que se reunieron allí para debatir sobre un tema crucial: la situación de la Primera Infancia en Haití. Organizado por la Fundación América Solidaria Haití como parte del Proyecto de Desarrollo Integral de la Primera Infancia en Haití, financiado por Fondo Chile, el evento también fue una oportunidad para que el equipo compartiera el trabajo realizado en Balan, Canaan, Cazeau y Wharf Jérémie junto con los socios territoriales.

Puerto Príncipe, 19 de julio, son unos minutos antes de las 9:00 a.m. Los participantes en el foro “Hablemos de la Primera Infancia en Haití” terminan de llegar  a la Biblioteca Nacional de Haití que tiene lugar en la sala de conferencia, donde durante todo un día la situación de los niños y niñas en Haití constituirá el sujeto principal de los debates. El maestro de ceremonia, Pierre Carlande St Dic, encargado de alianzas a América Solidaria Haití, abre el evento dando la bienvenida a todos y recordándoles el motivo de su presencia. Es entonces el turno de la Directora Ejecutiva de la Fundación, Olga Regueira, de presentar la institución y sus áreas de intervención. Ella no deja de señalar que Haití es el primer país de intervención de América Solidaria allá por el 2002 y desde entonces estamos presentes cada día con más fuerza.

La primera intervención del día fue realizada por Jean Michel Charles, consultor de la UNESCO en Haití. En su presentación, el especialista en educación hizo una breve historia del sistema educativo haitiano, presente los problemas del sector y explicó el propósito de la escuela haitiana y el lugar de la primera infancia en este sistema. Entre las debilidades del sistema educativo, citó: la falta o ausencia de capacitación de los docentes, la mala distribución de las escuelas sobre el territorio nacional (entre ciudades urbanas y rurales) y la privatización del sector. Propuso la participación de la Universidad en la planificación y la organización del sistema educativo y un trabajo con una mejor coordinación entre las organizaciones de la sociedad civil involucradas en el sector y la participación del Estado para un trabajo más efectivo en beneficio de los niños y niñas del país.

Yolaine Vandal, Directora de la Oficina de Gestión de la Educación Preescolar del Ministerio de Educación Nacional y de la Formación Profesional de Haití, en su presentación reiteró la importancia de que el Estado ofrezca a la ciudadanía, madres y padres de los niños y niñas que son nuestro objetivo común de trabajo, los servicios, coordinados y multisectoriales,  prenatales, neonatales y postnatales de educación y apoyo parental, también servicios de salud, nutrición y protección para el desarrollo integral de los niños y niñas. Enfatizó también la importancia de la capacitación de educadores preescolares y la necesidad de equipar el sistema con un un currículo escolar ya desarrollado por su oficina y que debería ser aprobado por el gobierno en breve.

La situación de la primera infancia en el continente americano fue el tema de la presentación de la jefa de proyecto Promoción de la Primera Infancia en Haití, María Paz Gómez Montecinos. En su discurso, ella destacó las desigualdades que existen en América y que cree que deben ser cuestionadas para el futuro de los niños y niñas del continente.

La segunda parte del foro fué más dinámica con las intervenciones de los representantes de nuestros socios territoriales. Las profesoras, directoras de escuela y profesionales en salud infantil de Fe y Alegría y Sant Zanj Makenson, apoyadas por los equipos de voluntarias y en vídeos, actuaciones y presentaciones, testimonian sobre sus trabajo con los niños y niñas. Guerline Brun, directora de Jardin Fleuri, una escuela preescolar de Fe y Alegría explica como, con el apoyo de América Solidaria Haití, han integrado prácticas pedagógicas para estimular el uso de juegos en la escuela, y el éxito obtenido en el aprendizaje del alumnado. Lefranc Fritza Michelle y Vanessa Santos de Sant Zanj Makenson explican y demuestran en una escenificación como utilizan la literatura para estimular la imaginación de los más pequeños.

La salud infantil fue también parte de los debates con la presentación de Micheline Mompremier y Darline Cadet que trabajan en la clínica nutricional de Sant Zanj Makenson en Wharf Jérémie (Cité Soleil). Explican la importancia de la lactancia materna y su aporte en la promoción del apego entre madre e hijo/a. Señalan también que privados de acceso a los servicios de salud debido a la situación de pobreza en la que viven las familias, sumado a unas prácticas de higiene precarias, las barreras para el desarrollo de los niños y niñas presentan enormes desafíos en un contexto tan vulnerable como Haití.

Para finalizar las actividades del foro, se desarrolló una sesión de trabajo en grupo que permitió al público identificar los diferentes sectores de la primera infancia, la necesidad de intervenciones concretas y reflexionar sobre su propia implicación para continuar apoyando el desarrollo integral de la Primera Infancia en el país.

En sus palabra de cierre, la directora ejecutiva de la Fundación América Solidaria Haití, agradeció la asistencia y participación de los presentes, y a la vida misma, que nos permite trabajar juntos con  el objetivo de eliminar la pobreza infantil en Haití y así contribuir a hacer del continente americano un lugar donde todos los niños y niñas puedan desarrollarse digna e integralmente.

________________

Johanne Elima Chachoute

Encargada de comunicación

 

Este proyecto ha sido financiado con el apoyo del Fondo Chile, una iniciativa conjunta del Gobierno de Chile —a través de la Agencia de Cooperación Internacional de Chile (AGCI) — y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).