Más voluntarios y voluntades, trabajando por un continente libre de pobreza infantil

Haití
Bastián, Viviana, Norman, Leslie, Camila y Diana tienen diferentes historias, vienen de diferentes lugares de Latinoamérica pero con un sueño en comùn: ser agentes de cambio. Y por eso decidieron dedicar un año de sus vida para hacer voluntariado en un país con muchos desafíos: Haití. Para estos jóvenes que dejan sus países, la inmersión en una nueva cultura es el primer desafío que tienen que superar. Para ayudarles, cada oficina de América Solidaria organiza jornada de inducción donde los voluntarios aprenden más sobre el trabajo de América Solidaria a nivel local.

La semana pasada, mientras nos despedíamos de algunos/as de nuestros/as voluntarios/as después de su  año de trabajo en Haití, dimos la bienvenida a nuevos/as voluntarios/as que apoyarán la lucha contra la pobreza infantil en el continente. El período de inducción de nuestros/as nuevos/as voluntarios/as en Haití empezó el jueves 9 de abril y duró dos días en la oficina de América Solidaria para continuar en las instituciones de nuestros socios territoriales esta semana.


El primer día, gracias el liderazgo de la subdirección de Voluntariado, los responsables de las diferentes áreas y sus equipos presentaron su trabajo en América Solidaria Haití. Fue la ocasión para que los/as voluntarios/as conocieran los diferentes proyectos de América Solidaria Haití, para identificar el contexto en el que se desarrollan, los diferentes planes estratégicos puestos en marcha para su financiamiento e implementación y las pautas que guían nuestras acciones con nuestros socios territoriales.

El segundo día fue aún más enriquecedor, porque los/as voluntarios/as participaron en un intercambio con dos de los colaboradores haitianos que les informaron sobre las particularidades de la cultura haitiana. De igual forma, recibimos a Macenat Clifton, un profesional voluntario haitiano que regresó a Haití después de su año de voluntariado en Colombia.

Terminamos los dos días compartiendo un almuerzo en un ambiente amistoso, donde todos los que integramos América Solidaria Haití compartimos un grato momento. De esta manera, cerramos la jornada de inducción.  ¡A estos nuevos/as voluntarios /as profesionales que trabajarán en nuestros diversos proyectos de educación y salud, les deseamos un año rico en aprendizajes y experiencias!

__________

Johanne Elima Chachoute